sábado, 17 de enero de 2009

A vueltas con la tecnología

Ayer Volví a romper i teléfono ´móvil. YA he perdido la cuenta de todos los que he tenido. El primero que tuve, hace ya unos diez años (más o menos) fue un TRIUM. Después ya fue una sucesión de aparatos y de agendas.
Todos ellos se han ido rompiendo de maneras naturales (por viejos) y otras de un tanto extrañas (como choques contra las farolas). El último, éste que he roto, sufrió un golpe contra un árbol el pasado mes de marzo, pero ha ido subsistiendo hasta anoche. La pantalla se apagó definitivamente.
Hoy he ido a buscar uno nuevo, pero no me llegará hasta el día 22. Así que voy a estar sin teléfono unos cuantos días. Espero que nadie se lo tome a mal. Yo voy a respirar aliviado. Lo malo es que con el móvil perdí el despertador. Un abrazo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también tuve un cacharro de esos. Cómo alucinaba con él. ¿Qué hacías para romper el teléfono con un árbol? Antonio

Juli. dijo...

cuentanos lo del árbol y telefono,creo que promete jejejejeje...saluditos

Ireth Alcarin dijo...

Curioso, mi primer móvil también fue este, aunque el mio lo heredé de mi padre :). Un saludo de una desconocida