jueves, 12 de marzo de 2009

reflexion

¿Estáis preparados/as? Esta es una sesuda reflexión: ¿Por qué se ha puesto de moda decir “Guala”? ¿Por qué ya no sirve “Anda” o “Toma”? ¿Por qué cambia tanto el lenguaje? No sólo es que cambie el lenguaje, nosotros también cambiamos (bueno, en realidad tenemos la concepción de que son los otros los que cambian.) ¿Por qué no sólo se dice ahora “guala”, sino que además hay que hacer sesiones de rejuvenecimiento de la piel para que nos caiga creíble? ¿por qué me empiezan a salir pelos blancos? ¿Por qué las chicas de mi generación no se pueden poner, aunque se los pongan, vaqueros de esos bajos, de adolescente, que están tan a ras de vello, que cualquiera puede descubrir que su rubio es de bote? ¿Por qué aparecen las estrías, dónde antes no las había? ¿Por qué se empeñan en embutirse en esos vaqueros? ¿Por qué empiezo a ser consciente de la celulitis, la barriga y las arrugas? ¿Por qué a menudo que cumplimos años, más cosas “chungas” se acumulan? ¿por qué nuestro cuerpo parece tener fecha de caducidad, y en cambio, la tontería parece no tenerla? ¿Por qué, encima de estar tonto, y no estarlo tanto, (que ya acumulo unos años, y por ende vivencias, y por consiguiente experiencia, y la experiencia es un grado) resulta que para “una” de mi edad, la experiencia es una tara y los quieren aún más tontos, es decir, más jóvenes y menos resabiados, de los que se ponen vaqueros a ras de vello, y enseñan tanguitas graciosos, y dicen “guala”? (Guala, qué pregunta.)

Vaya, que estar en los treinta implica situarse en esa peligrosa edad en la que ya no es uno joven (para según que cosas) y los que dicen “guala” te llaman SEÑOR. Basta ya de tonterías. Me tomaré un bote de ansiolíticos y a dormir.

http://www.youtube.com/watch?v=bRVTuKPSM4E

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, desde que vives solo se te va la olla. Antonio,

Juli. dijo...

jajajajajajaja,me parto con el comentario de Antonio, esperando que no sea asi...uff!!! que peligro jejejejeje...vaya torrada que nos has metido. ;p

Verónica dijo...

Yo diría que es más una crisis de edad jejeje Lo de la lengua es lógico, todas las lenguas tienen que evolucionar y cambiar, de lo contrario son lenguas muertas. Y la gente también tiene que cambiar, todos cambiamos. Durante toda nuestra vida pasamos por varias crisis de este tipo (yo supongo que me estoy acercando a la de los 30) Te das cuenta que cada uno se toma los años como mejor puede. Hay quien intenta sentirse eternamente joven. Hay quien lo da todo por perdido y acepta que le llamen de usted. No sé, supongo que lo mejor es hacer cosas y vestirte de formar que te sientas bien contigo mismo. Lo que decías de los vaqueros... si a una mujer de 30 y tantos le apetece ponerse unos vaqueros de talle bajo y marcar figura... ¿por qué no? Si se siente bien así... (otra cosa es querer aparentar lo que no somos... eso ya es otro tema)
Hakuna Matata! (a mí siempre me gustará la peli del Rey León y no me avergüenzo de decirlo aunque acabe de cumplir 25 años)