miércoles, 13 de mayo de 2009

ADIÓS, NATALIA

Hoy le he dado el último adiós a Natalia, mi daewo Lanos. EMpecé a llamarlo así porqué me dieron la llave el día de santa Natalia. Hoy lo he llevado al desguace. En unos días no quedará de ella más que un cubo (geométrico) de chatarra. Me ha quedado cierto regusto amargo. Pensar que no volveré a sentarme en su interior, que todo lo vivido con ella desaparece... me produce cierta pena. Está visto que este es mi año de grandes cambios. Adiós, Natalia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

deixa la pena, pensa que A REY MUERTO, REY PUESTO, en aquest cas Reina. Petonets

Verónica dijo...

Bueno, en estos casos siempre es mejor recordar los buenos momentos vividos juntos. Además, solo es un coche... se reemplaza por otro y te da exactamente el mismo servicio (y olerá a nuevo!)
¿Tiene nombre el pitufín?

Juli. dijo...

Piensa que puedes comprarte otro y es una gran suerte y una gran alegría. Deja las penas para otra cosa, sinceramente creo que por lo material no vale la pena pasar pena,quedate con los recuerdos.
Enhorabuena por coche nuevo.
Besos.

Anónimo dijo...

Mira que ets pel·liculero!

Marcabrú

Anónimo dijo...

YA ME PRESENTARAS A TU NUEVO AMIGO,DIME CON QUE NOMBRE LO HAS BAUTIZADO.PRADO

Anónimo dijo...

Natalia? No tenías otro nombre para el coche? Estás muy mal de la cabeza. Deberías ver más la tele y leer menos. Ya nos presentarás tu nuevo afaire. Antonio