sábado, 5 de diciembre de 2009

La santidad del planchar

Hoy me he levantado con la cabeza algo abotargada. He soñado con Mary Jo Coady, de Massachusetts. Así, de pronto, seguro que no la conocéis. Y no es extraño. Es uno de esos raros especímenes de la raza humana que a veces aparece en las televisiones. A esta feliz mujer se le apareció el rostro de Jesucristo en su plancha. Y ella ha querido compartir su buena nueva con el mundo. Según ella, a partir de ahora, su vida será mejor. Esta es la foto de la plancha.

Mary Jo Coady de 44 años se divorció de su marido, después de 20 años de matrimonio y, como si eso fuera poco, en el trabajo le quitaron horas laborales para evitar un despido. A pesar de su tristeza, Mary no abandonó las tareas del hogar y, mientras estaba planchando pudo recuperar su fe en Dios. En su plancha apareció la imagen de Jesús y a ella le agarró un repentino “ataque de optimismo”, que le hizo decir que “la vida será buena” porque “todo mejorará”.

Sinceramente, a parte de creer o no creer, yo no veo el rostro de Dios en la plancha (idea genial para una trama teatral). Yo veo a la Mona Lisa. Si yo fuese la señora, me presentaría a Dan Brown y le pediría que me descifrase el mensaje oculto del óxido de mi plancha. Y en caso de que escribiese un nuevo best-seller, me aseguraría de tener los derechos bien firmados. Tal vez se trate de una plancha masónica. O bien, de un Dios que condena a los que van por la vida llenos de arrugas.

Se ha hablado de la aparición de Michael Jackson en un postre, de vírgenes en sombrillas de playa, embutidos o humedades. Mi pregunta es:

¿Cómo un ser todopoderoso escoge un medio tan cutre y cochanbroso como la herrumbre para aparecerse? Sólo lo justifico por un lado, y es que planchar es un martirio.

5 comentarios:

oscar dijo...

Ja ja ja ja. muy bueno. Todos los días aparecen este tipo de personas, que por sus desgracias personales y fracasos, necesitan creer que han sido elegidos por la divinidad para hacer algo con sus vidas.

Yo veo más la cara de la Pantoja.

Cenicienta dijo...

Això és com jugar a buscar formes als núvols, jo també he vist la mona lisa a la primera, jo crec que són persones amb molta imaginació, com naltros, i molta necessitat de creure en coses, també com naltros, ells creuen en Déu, i naltros en naltros mateixos i la nostra ciència(entre naltros) ja ja ja, planxar és un martiri, jo també estic orgullosa de tú

Dorothy dijo...

Si ens hi posam jo diria que veig la Catherine Zeta-Jones... La gent està molt malament!

cruz dijo...

estoy contigo en lo de planchar sin duda es un jo..ido martirio. bsos.

Anónimo dijo...

Estoy contigo, la mona lisa, será por las arrugas? jajaja
Por si somos pocos en el mundo, para que encima se nos vayan apareciendo