sábado, 1 de enero de 2011

Sobreviene

Esta mañana me despertó un sueño desagradable. Sobrevino en oleada, cogiéndome inmóvil. Normalmente no tengo grandes pesadillas. Tengo bastante calma interior. Tal vez por eso me sorprendió despertarme ofuscado por un sueño. Lo he sentido hincándose en mi, dejando su raíz.

Soñé con una caída. Corría por las vías de un tren. Me sentía perseguido, aunque no vi nunca por quién. Me sentía angustiado. Corría pisando las piedras. Escuchaba los golpes secos de los vagones, el chirrido de las ruedas rozando las vías. Y allí fue cuando lo vi. Había otra persona corriendo delante de mi, tal vez huíamos juntos o yo era su perseguidor. La vi caer y al hacerlo sentí como el peso del tren nos aplastaba.

Poco a poco he ido despertando y difuminando los efectos del sueño. Sé que no significa nada. Es sólo un sueño. Pero por un momento me he sentido sobrecogido por las imágenes.

6 comentarios:

Cenicienta dijo...

:'(

Mérope dijo...

tenc raó quan dic que el misteri t'envolta, tens por de ferir i et fereixes per tal de protegir-me

Lacuerda dijo...

Veo que empiezas el año con tus sueños raros. FELIZ AÑO NUEVO Jesusito. Que los reyes se porten bien contigo.

Helena Bonals dijo...

Somniem "lo que queremos y lo que tememos", el que desitgem i del que en tenim por. Espero que l'oblidis ràpid, aquest somni, o com a mínim que el fet d'escriure'l t'ajudi.

chuscartes dijo...

No us preocupeu, és només un malson que no es tornarà a repetir. Ara que sé que ni estic fugint ni estic fent mal, sé que no hi ha espai per a aquestes històries.

Iris dijo...

El malson de les vies del tren l'he somniat moltes vegades, però sempre m'he despertat abans que no em pille el tren!!!