miércoles, 30 de julio de 2008

SALIDAS

Ha llegado el día de coger las maletas y salir hacia BArcelona. Dentro de unas horas estaré rencontrándome con el grupo de "viajeros", para poner rumbo a Escocia, a la ciudad de Edimburgo. La verdad es que le guardo un poco de respeto al viaje y todo lo que comporta.
Pronto tiraré de mi maleta, recorreré kilómetros (por suerte sin esfuerzo) y dormiré en una cama que no es la mía, en una ciudad que no conozco.
Hay un poema de Felipe Benítez Reyes, que ahora no tengo a mano, que habla de los viajes, los sueños y la vuelta de la persona a la realidad, el retorno del viaje. En cambio, tengo uno de Berna WAng que habla de la lejanía:
No importa lo lejos que estemos:te llevo en mi corazón.
No importa lo poco que me pienses:te sueño todas las noches.
No importa lo triste o lo airado que estés:
yo llevo toda tu tristeza y tu ira
que se disuelve en el cielo azul
como el azúcar en el agua.
Pues eso, no sé cuando volveré a escribir, pero seguro que en la distancia me acuerdo de todos. Pero no mucho, que también debo desconectar. besos. je je.

1 comentario:

Ana dijo...

Bon viatge Jesús!!!!!!!!!!! passa-t'ho molt bé pero tornaaaa ehhh???? dew